PRONUNCIAMIENTO

Nosotras y nosotros, integrantes de distintas iglesias, comunidades de fe e instituciones de inspiración religiosa, nos dirigimos a la opinión pública, para expresar lo siguiente:

 

1. Saludamos la proclamación de Pedro Castillo Terrones como presidente constitucional del Perú y de Dina Boluarte Zegarra como vicepresidenta electa.

2. Reconocemos la ardua labor de los organismos que conforman el Sistema Electoral para garantizar el respeto de la voluntad popular cuyo voto decidió mayoritariamente por la candidatura de Perú Libre en un proceso electoral ampliamente reconocido y respaldado como democrático.

3. Como mujeres y hombres de fe, en este contexto de crisis sanitaria que vive el Perú, afirmamos la necesidad de promover la justicia económica, la justicia ecológica y la justicia de género como expresiones laicas de nuestros valores religiosos, en el marco de respeto a los Derechos Humanos y como signo del reconocimiento de la “imagen y semejanza de Dios” (Gen. 1:26) en todos los seres humanos.

4. Finalmente, hacemos un llamado a la ciudadanía activa, a la participación de la población en la vida pública de nuestras comunidades y a la veeduría responsable hacia nuestras nuevas autoridades a quienes instamos a promover políticas públicas que incorporen los principios de: lucha contra la pobreza, reconocimiento de la interculturalidad de nuestros pueblos y el respeto de la diversidad en todas sus formas.

 

20 de julio de 2021