Pronunciamiento frente a la represión policial avalada por el gobierno de facto

Condenamos las acciones de represión policial que el gobierno de facto autorizó en contra de la sociedad civil organizada que se movilizó a nivel nacional.

 

Este gobierno y su gabinete es responsable del asesinato de dos jóvenes, de un centenar de heridos, de decenas de personas desaparecidas y una denuncia por violencia sexual.

 

Exigimos una investigación inmediata y sanción para todos los responsables penales y políticos.

 

Condenamos la violencia que el gobierno del Sr. Merino ha ejercido contra instituciones que cautelan los derechos de la población. Existe evidencia comprobada de ataques y/o detenciones arbitrarias a personal de la Defensoría del Pueblo, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la brigada médica, entre otras organizaciones de la sociedad civil.

 

Hacemos un llamado al Congreso de la República y al Tribunal Constitucional para encaminar de manera inmediata el restablecimiento de la democracia. El país no puede seguir en zozobra.

 

La sociedad civil organizada seguirá vigilante y movilizada ante cualquier decisión que ponga en riesgo el Estado de derecho y los derechos fundamentales de la población.

 

¡Ni olvido, ni perdón! Exigimos justicia y reparación.

15 de noviembre de 2015.