La maternidad infantil forzada sigue siendo una realidad

En el Perú aproximadamente once mil niñas de 9 a 14 años se convirtieron en madres entre 2011 y 2016 producto de una violación sexual[1]. Es decir, fueron forzadas a continuar embarazos no deseados, aún a costa de poner en riesgo sus vidas.

El caso de Mariana López, víctima de violencia sexual, no es aislado. De acuerdo a cifras de la Policía Nacional del Perú, cada día 13 mujeres de la región Ayacucho fueron violadas sexualmente entre enero a mayo de 2017[2]; de ellas, 11 fueron niñas y adolescentes y 6 violadas en su propia casa por un familiar o conocido de la víctima[3].

Católicas por el Derecho a Decidir – Perú a través de la campaña Todas Somos Mariana busca expresar y denunciar como sociedad, el embarazo forzado de niñas, adolescentes y jóvenes como producto de una violación sexual; impedir el silencio de la problemática y la complicidad social; y exigir al Congreso de la República la aprobación del Proyecto de ley N° 387 que despenaliza el aborto en los casos de embarazos a consecuencia de una violación sexual, inseminación artificial o transferencia de óvulos no consentidas y malformaciones incompatibles con la vida.

Finalmente, exigimos a las autoridades y a las y los legisladores responder a las demandas de las mujeres como ciudadanas, más allá de los credos y fe de cada persona.

 

 

Lima, 21 de julio de 2017

 

Contacto de prensa:

elena@cddperu.org

991811105

 

[1] Seguro Integral de Salud (2015)

[2] PNP (2017)

[3] PNP (2017)