El “no” del fundamentalismo religioso en Colombia

 

Resultado de imagen para iglesias plebiscito no colombia

Un pastor evangélico estaba parado sobre una tarima, hablando a cientos de personas la misma mañana que se firmó el acuerdo de Paz entre el gobierno Colombiano y la guerrillera de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Acuerdo que fue rechazado por una diferencia menor a los 0,5 puntos porcentuales.

Lo cierto es que esta diferencia pudo ser menor si es que las congregaciones cristianas, evangélicas y católicas no hubieran apoyado la bandera del “No”, justificando que entre las líneas del acuerdo había principios que vulneraban “los valores de la familia natural”.

Roy Barreras, presidente de la Comisión de Paz de la cámara alta, señaló a los medios colombianos que su principal preocupación de cara al plebiscito era el voto cristiano evangélico.

"Yo creo que por lo menos dos de los seis millones de votos (que tuvo el "No") fueron de congregaciones cristianas, evangélicas y católicas que salieron a votar en defensa de la familia, como si la familia estuviera en riesgo", señaló Barreras.

Edgar Castaño, presidente de la Confederación Evangélica de Colombia, por su parte, mencionó que de los 10 millones de fieles que tienen estas congregaciones, la mitad votó por el ‘No’.

Cabe señalar que Castaño fue uno de los catorce representantes de iglesias cristianas que fue recibido por el presidente Juan Manuel Santos.

José Mojica, periodista especializado en temas religiosos, opina que la Iglesia católica tiene también una gran responsabilidad en la derrota del “Si”, ya que si bien incentivó la participación en el plebiscito, no promovió una u otra postura.