Currículo Nacional es respaldado por la sociedad civil

Grupos de la sociedad civil y religiosos se manifiestan a favor del enfoque de igualdad de género

No hay texto alternativo automático disponible.

Instituciones nacionales e internacionales se han pronunciado respaldando el enfoque de igualdad de género en el Currículo Nacional de la Educación Básica que implementará el Ministerio de Educación (Minedu) este año. Este enfoque reconoce el mismo valor en hombres y mujeres, y busca que, que más allá de las diferencias biológicas, tengan acceso a los mismos derechos, deberes y oportunidades.

Estas instituciones y grupos de la sociedad civil coinciden en que el Currículo Nacional es sólido en su contenido técnico y pedagógico, toma en cuenta los aspectos de la realidad social para el aprendizaje de los estudiantes, genera en ellos conciencia crítica y desarrolla sus capacidades para que alcancen sus metas individuales y sociales. Además, señalan de manera categórica que el Currículo Nacional no promueve ninguna ideología.

En ese sentido, el Consejo Nacional de Educación (CNE) señala en su comunicado que “el enfoque de igualdad de género debe ser mantenido como un enfoque transversal en el Currículo Nacional. No se trata de un asunto privado que se restrinja al ámbito familiar, como se ha argumentado en algunos medios, sino un tema público que no puede ser soslayado por la educación, como es el respeto a las personas”. 

Así también la organización Católicas por el Derecho a Decidir - Perú señaló que "el enfoque de igualdad de género asegura una educación de calidad, promueve y consolida una ciudadanía con conciencia de derechos y responsabilidades para la convivencia igualitaria, respetuosa y sin violencia entre las y los escolares".

Por su parte la organización internacional cristiana de derechos humanos “Paz y Esperanza” señaló que “el enfoque de género es un concepto que se ha utilizado en correspondencia con los valores del Evangelio, y no como un vocablo que busque promover la homosexualidad. Desde esta perspectiva, se trata de procurar la creación de condiciones para que ciudadanos y ciudadanas puedan tener igualdad de oportunidades”. 

Finalmente, el colectivo integrado por Flora Tristán, Manuela Ramos, Promsex, DEMUS, Católicas por el Derecho a Decidir, Calandria y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos hacen un llamado a la defensa del “derecho a una educación orientada al bienestar de niñas y niños, que no replique roles y estereotipos de género y que contribuya a construir sociedades y personas más felices, justas e igualitarias”.

Estos comunicados de la sociedad civil respaldan la posición del Minedu de educar a niños y niñas con igualdad de oportunidades, derechos y deberes en escuelas seguras libres de discriminación.