CDD-Perú demanda al Arzobispado de Lima respaldar continuidad del Currículo Nacional de la Educación Básica

Solo en 2018, 149 mujeres fueron asesinadas a causa de la violencia machista.

 

Lima, 25 de enero. – Ante la designación del sacerdote Carlos Castillo Mattasoglio como nuevo Arzobispo de Lima, la organización Católicas por el Derecho a Decidir-Perú (CDD-Perú) se une al saludo de la feligresía católica y demanda su atención a la situación de violencia e injusticia en la que viven las mujeres.

Solo el año pasado, en el Perú 149 mujeres fueron asesinadas[1] y cada día se presentaron al menos 70 denuncias por violación sexual a niñas, adolescentes y mujeres[2]. “El Arzobispado de Lima y la jerarquía eclesial deben sumarse al llamado realizado por el papa Francisco para luchar contra el feminicidio, lo cual debería traducirse en el respaldo del Arzobispado de Lima y la Conferencia Episcopal Peruana a la implementación del enfoque de género en la educación básica regular”, afirma CDD-Perú.

Por otro lado, CDD-Perú asegura que la feligresía católica está decepcionada y distanciada de las autoridades eclesiásticas por la ineficacia de los mecanismos para combatir los abusos sexuales dentro de la Iglesia. “Lamentamos que el Arzobispado de Lima y el Tribunal Eclesiástico hayan silenciado por años los casos de abuso sexual al interior del Sodalicio de Vida Cristiana, según ha denunciado la Fiscalía Provincial Penal de Lima y diferentes investigaciones periodísticas”, señaló Gladys Vía.

La trayectoria del padre Castillo es una esperanza para la feligresía que exige a la jerarquía peruana un pronunciamiento más enérgico sobre el retiro de Luis Figari en Roma, y su total apoyo a los procesos de investigación que actualmente realizan el sistema judicial y la Comisión Investigadora del caso Sodalicio del Congreso de la República.

“Reconocemos la importante labor que el padre Castillo ha realizado durante su vida laical y como agente pastoral, en donde ha primado su atención a la justicia social como un fin trascendental de su compromiso cristiano”, señaló Gladys Vía, coordinadora de CDD-Perú.

CDD-Perú considera que el llamado “de acercar la Iglesia a su gente” hecho por el papa Francisco y que se manifiesta con la designación del nuevo Arzobispo de Lima, es una oportunidad para aproximar la Iglesia a la lucha por la igualdad y justicia para las mujeres; generando así, una sociedad más igualitaria que practique la justicia y el amor.

 

Sobre CDD-Perú

Somos una organización sin fines de lucro integrada por mujeres católicas y feministas que expresamos nuestro compromiso con la búsqueda de la justicia social y la promoción de los derechos sexuales y derechos reproductivos de las mujeres, desde un enfoque teológico feminista, laico y derechos humanos.

 

Contacto de prensa: 

elena@cddperu.org

991811105

 

[1] Ministerio Público, 2018.

[2] MIMP, 2019.