"Políticas educativas con enfoque de género deben continuar", exige Alianza por la Educación Sexual Integral ¡Sí Podemos!

Alianza por la Educación Sexual Integral ¡Sí Podemos!, colectivo de organizaciones de la sociedad civil* que realizan acciones a favor de una Educación Sexual Integral (ESI) en el país, insta al gobierno del presidente Pedro Pablo kuczynski a continuar desarrollando las políticas educativas en un marco de laicidad, incluida la implementación del nuevo Currículo Educativo Escolar a partir de este año, sin retroceder ni un milímetro en ninguna de ellas, tal y como anunció tras la censura a su anterior Ministro de Educación. 

La Educación Sexual Integral es una valiosa herramienta que, además de ayudar a prevenir embarazos adolescentes, contribuye a la construcción de una sociedad respetuosa, libre de violencia ni discriminación de ningún tipo y que niñas, niños, adolescentes y jóvenes desarrollen habilidades fundamentales para su vida y la de los demás. El Currículo Nacional Escolar con enfoque de género promueve una educación en concordancia en concordancia con el compromiso del Estado peruano de lograr la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la construcción de un proyecto de vida sin violencia, libre de discriminación y con igualdad de oportunidades para todos y todas. 

El Perú inició la ruta por la construcción de una sociedad equitativa en 1981, cuando se firmó la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer promovida por la Organización de Naciones Unidas. En 2015, se comprometió a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y de las Medidas Prioritarias del Consenso de Montevideo, que considera la Educación Sexual Integral como una política pública prioritaria. 

En 2012 nuestro país ratificó estos compromisos con el Plan Nacional de Igualdad de Género que señala la importancia de asumir el enfoque de género en las políticas públicas. Y en 2016, se aprobó el Plan Nacional Contra la Violencia de Género que reconoce la importancia de prevenir la violencia mediante una educación que transforme los patrones socioculturales que reproducen las relaciones desiguales de poder. Más de 8 millones de niños, niñas en edad escolar tienen derecho a acceder a esta educación. El Ministerio de Educación, a través del Currículo Nacional Escolar, respondió a esta necesidad incluyendo el enfoque de igualdad de género como principio educativo. 

La perspectiva de género ha permitido crear leyes que permitan que las mujeres puedan asistir a la escuela, participar en política mediante el voto, tener independencia económica mediante un empleo y decidir el número de hijos que quieren tener, entre otros cambios importantes en nuestro país. 

Pero el derecho a una vida plena y libre de violencia no ha sido alcanzado aún en su totalidad, en tanto el analfabetismo es mayor en las mujeres, su sueldo es al menos 30% menor que el de los hombres por el mismo trabajo, y aún 14 de cada 100 adolescentes ya son madres o están embarazadas. El Perú ostenta tristes cifras récords de violencia, siendo el tercer lugar del mundo en casos de violencia contra las mujeres. Cada mes son asesinadas 10 mujeres por sus parejas o exparejas. El 70% de las personas LGTBI ha sufrido violencia en su propia aula, incluyendo golpes, insultos y amenazas tan graves que han llevado a alguno de estos niños, niñas y adolescentes al suicidio. 

 

*La Alianza está integrada por organizaciones de la sociedad civil, tales como INPPARES, el Movimiento Manuela Ramos, Amnistía Internacional, el CMP Flora Tristán, el Instituto de Educación y Salud, APROPO, Salud Sin Límites, la Sociedad Peruana de Adolescencia y Juventud, Católicas Por el Derecho a Decidir, Red Interquórum y la Asociación Kallpa. 

 

Lima, 25 de enero de 2017