SITUACIÓN DE LA EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL EN EL PERÚ

93.9% de personas católicas consideran que se debe impartir educación sexual en las escuelas secundarias

 

En el Perú, en 1996 se crea el Programa Nacional de Educación Sexual que tenía por objetivo, favorecer la formación integral de los educandos, los padres de familia y la comunidad. Sin embargo, es recién en 2008 que se aprueban los lineamientos educativos y orientaciones pedagógicas para la Educación Sexual Integral (ESI).

En ese contexto, el Ministerio de Educación asume la responsabilidad de brindar ESI de calidad científica, ética y con equidad, “para que contribuya a la formación personal y social de los estudiantes, mujeres y hombres, sin exclusiones de ningún tipo, favoreciendo el desarrollo de conocimientos, capacidades, actitudes y valores que promuevan su desarrollo sexual saludable, placentero y responsable”.

Pese a estos avances por impartir una educación laica (desarrollar los conocimientos y posibilidades de niños y jóvenes sin basarse en ninguna doctrina religiosa), históricamente ha sido la jerarquía de la Iglesia católica quien se ha opuesto al desarrollo de los derechos sexuales y derechos reproductivos, señalando que constituyen un relativismo moral.

En ese marco, la Iglesia católica y sus representantes han venido influyendo en el ciclo de gestión de las políticas educativas, y de manera significativa, en las autoridades; imponiendo una agenda conservadora por encima de la laicidad del Estado.

 

¿Por qué es importante la Educación Sexual Integral?

• 8 de cada 10 adolescentes no se sienten preparados para una vivencia plena y responsable de su sexualidad.

• 3 de cada 10 adolescentes mujeres y varones de 15 a 19 años que habían tenido relaciones sexuales dijeron que fue inesperada o no planeada.

• El conocimiento de los métodos de protección sexual está generalizado, pero solo 28 % de las mujeres de 15 a 19 años, y 83.3 % de varones sexualmente activos lo ha usado alguna vez.

• En los últimos 10 años, el embarazo en adolescentes a nivel nacional ha pasado de 12.2% en el año 2004, al 14.6% en el año 2014; siendo mayor en el área rural 22% y en la región de la selva 24.7%.

• Solo el 10.2% de adolescentes entre 15 a 19 años utiliza el condón como método de protección del VIH/SIDA.

• Solo un 31% de los y las estudiantes califica como “pertinente o adecuada” la información sobre sexualidad que reciben de los medios de comunicación.

• 93.9% de personas católicas consideran que se debe impartir educación sexual en las escuelas secundarias; mientras que el 90% está de acuerdo que se enseñe la importancia y el uso de métodos anticonceptivos en el nivel secundario para que puedan tomar decisiones informadas sobre su cuerpo y su sexualidad.

 

Estas cifras revelan que las condiciones en la que las y los adolescentes y jóvenes ejercen su sexualidad, no son favorables y por ende, las consecuencias pueden afectar sus proyectos de vida y salud.

Ante este panorama, el sistema educativo debe responder a la realidad de la población a partir de lo siguiente: basar sus decisiones en las evidencias y no en sus creencias religiosas y/o espirituales, respetar el Estado laico, y garantizar una educación integral y una vida digna para las y los 8.400.421 estudiantes peruanos matriculados en el Sistema Educativo Nacional.

En ese sentido, Católicas por el Derecho a Decidir – Perú, como integrante de la Alianza Interinstitucional, ¡Sí Podemos!, hace un llamado al Estado, a través de las autoridades nacionales, regionales y locales, a hacer ejercicio de su rol de garante de derechos y, en cumplimiento de sus funciones, a implementar políticas públicas que protejan y garanticen un sistema educativo laico que proporcione a los y las adolescentes y jóvenes la información adecuada que les permita tomar decisiones informadas y responsables sobre sus derechos, y defenderse de abusos sexuales, prevenir embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual y disfrutar de su sexualidad.

 

Julio de 2015