NIÑAS Y MUJERES SON PERSEGUIDAS Y CRIMINALIZADAS PESE A HABER SIDO VÍCTIMAS DE VIOLENCIA

18 menores de edad fueron detenidas por el delito de aborto, mientras que 214 mujeres fueron detenidas por el mismo motivo

 

Según cifras oficiales, unas 60 mil mujeres abortan cada año en el Perú. Una investigación del portal Ojo Público (Marzo 2019) señala que entre el 2012 y 2018, los establecimientos del Ministerio de Salud a nivel nacional recibieron a 306.423 mujeres con diagnóstico de aborto, de las cuales 19.829 eran niñas y adolescentes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en países como el Perú, las hemorragias graves, las infecciones (generalmente tras el parto) y los abortos peligrosos se encuentran entre las principales complicaciones, causantes del 75% de las muertes maternas.

Sin embargo, esto no es lo único grave. En el Perú, la mayoría de niñas, adolescentes y mujeres que atraviesan por esta situación, terminan siendo perseguidas y criminalizadas por el Estado. Entre el 2015 y el 2018, el Ministerio Público inició procesos contra más de tres mil mujeres por el delito de aborto.

Desde enero del 2018 a marzo del 2019 los abogados de oficio de todo el país asumieron el patrocinio de 240 pacientes con secuelas de aborto autoinducido, espontáneo, no consentido o eugenésico. De este grupo, 55 eran adolescentes, y cinco de ellas fueron procesadas tras la interrupción de embarazos originados por una violación sexual.

Asimismo, cuatro mujeres fueron detenidas por el delito de aborto, por la causal de aborto terapéutico, a pesar de que este procedimiento es legal desde 1924 y en 2014 se aprobó su Protocolo. Según datos proporcionados por el Ministerio Público, 18 menores de edad fueron detenidas por el delito de aborto, mientras que 214 mujeres fueron detenidas por el mismo motivo, entre los años 2012 y 2018.

Ante esta situación, la organización Católicas por el Derecho a Decidir – Perú, vuelve a lanzar la campaña Todas Somos Mariana, la cual busca aportar a la reflexión sobre la despenalización legal y social del aborto en un contexto de suma violencia para las mujeres peruanas, y en donde las niñas y adolescentes son las más vulnerables a la violencia de género y del Estado.

La campaña “Todas Somos Mariana”, busca principalmente informar sobre el marco normativo que actualmente permite el acceso de las niñas y adolescentes a la información y al procedimiento de un aborto terapéutico, por el riesgo de una gestación a tan temprana edad y por las consecuencias de la violencia sexual a su salud integral.

 

SOBRE CDD-PERU

Es una organización sin fines de lucro integrada por mujeres católicas y feministas que expresamos nuestro compromiso con la búsqueda de la justicia social y la promoción de los derechos sexuales y derechos reproductivos de las mujeres, desde un enfoque teológico feminista, laico y de derechos humanos.

 

Lima, 2 de julio de 2019.