Exigimos solución a la crisis alimentaria y de gobernabilidad

Como organización de derechos humanos expresamos nuestra preocupación por la crisis social, económica y política que vivimos y que no se ha resuelto con el cese del estado de emergencia en Lima y Callao.

 

1. La medida de inamovilidad social aprobada por el gobierno fue improvisada, desproporcionada y vulneraba el ejercicio de derechos fundamentales. El estado de emergencia es una medida excepcional, su uso excesivo y permanente solo debilita nuestra frágil democracia.

 

2. Alertamos y rechazamos el uso desproporcionado de la fuerza por parte de efectivos policiales en las diferentes protestas acontecidas en las últimas semanas. Las medidas represivas obstruyen el diálogo, avivan la conflictividad y solo reflejan la incapacidad del Estado para resolver los problemas de fondo. Las 28 personas heridas y 4 personas fallecidas como consecuencia directa del paro nacional y de la represión policial son prueba de ello.

 

3. Exigimos al gobierno que garantice un equipo técnico con experiencia en resolución de conflictos, que garantice el diálogo y la escucha activa de la ciudadanía. La población requiere de soluciones inmediatas frente a la crisis alimentaria que viene al alza, así como de paz y orden en el territorio.

 

Nos mantendremos vigilantes a cualquier medida que atente o afecte las vidas y medios de subsistencia de las infancias, mujeres y sus familias.

 

Lima, 5 de abril de 2022.

Descargar: