CIENTOS DE MUJERES EXIGIERON A VIVA VOZ, “LA DECISIÓN LA TENGO YO”

20% de las adolescentes peruanas entre 15 y 19 años y 14% de 10 a 14 años, se embarazaron a consecuencia de una violación sexual

 

"La decisión la tengo yo" y tú… ¿Condenarías a Mariana? son las frases símbolo de la campaña “Todos Somos Mariana”, con la cuales la organización Católicas por el Derecho a Decidir – Perú convoca a la opinión pública a sumarse a esta iniciativa que tiene como objetivo abrir un debate franco y serio sobre la despenalización del aborto frente a una violación sexual, la libertad de conciencia y el rol de la Iglesia en un Estado laico como el peruano.

Sus promotoras realizaron una intervención en la Plaza San Martín para luego recorrer el Jirón de la Unión. Con la puesta en escena tienen como objetivo principal, romper con el estereotipo y el estigma que se tiene hacia las mujeres (católicas) que decidieron interrumpir un embarazo producto de una violación sexual.  Durante la iniciativa, activistas, organizaciones de base de mujeres y jóvenes que participaron, compartían la misma consigna "Soy Libre para Decidir" y "Las católicas queremos y podemos decidir". Todas ellas, apuestan por la garantía del Estado laico y el derecho a decidir de las mujeres.

La campaña “Todas somos Mariana” con el lema “Somos libres para decidir”, Católicas por el Derecho a Decidir – Perú, hace un llamado al Congreso de la República del Perú y, especialmente a la Comisión de Constitución y Reglamento para que debata y emita un dictamen a favor del proyecto de ley de despenalización del aborto en casos de violación sexual, designado con el número 03839/2014-IC. Urge modificar el artículo 119 del Código Penal, para que no se sancione penalmente a las niñas, adolescentes y mujeres que deciden interrumpir un embarazo no deseado cuando este es consecuencia de un acto forzado que las atropella y humilla.

La organización considera que una política de salud y justicia anquilosada en estereotipos de género y discursos pastorales, se inscribe, de múltiples formas, como violencia y marginación. “No hay una política posible que no descanse sobre la construcción de un cuerpo. Esto lo puede olvidar la jerarquía religiosa pero no puede ser pasado por alto por el Estado y sus instituciones”, señala.

 

VIOLENCIA SEXUAL EN EL PERÚ

En el Perú,  la violencia sexual es un fenómeno extendido en todos los sectores económicos, grupos de edad y espacios urbanos y rurales. No es casualidad que ocupemos el primero lugar en América del Sur en denuncias por violaciones sexuales, y el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor prevalencia de mujeres entre 15 y 49 años que sufren de violencia sexual por parte de su pareja.

Solo en 2013 se registraron alrededor de 15 mil denuncias por violación sexual, de las cuales, 42% de las mujeres fueron agredidas en sus domicilios o en otros espacios que consideraban seguros. Además, en la mayoría de casos el agresor fue un familiar de la víctima y el 75% de las víctimas eran menores de edad.

Como resultado, 20% de las adolescentes peruanas entre 15 y 19 años y 14% de 10 a 14 años, se embarazaron a consecuencia de la violación sexual. Muchas de ellas recurrirán al aborto en condiciones de clandestinidad, arriesgando sus vidas debido a la criminalización y el estigma en relación al aborto por causal de violencia sexual.

Católicas por el Derecho a Decidir es una organización con presencia en varios países del mundo que funciona en Perú hace más de seis años y que lucha por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres desde su condición de cristianas, es decir, que sin renunciar a su fe, cuestionan las normativas impuestas por la jerarquía que limitan la libertad de las mujeres.

 

JUVICE COMUNICACIONES

 

Juana Prado – 99959-9997 / RPM: #392097 / 98959-9500

jprado@juvicecomunicaciones.pe